4 alternativas ante una situación de maltrato escolar

Si tienes dudas acerca de tu caso o necesitas información puedes consultar en nuestro formulario pinchando el link de a continuación:

Pincha aquí

El maltrato escolar, o “bullying”, es una situación que afecta a un número creciente de niños y adolescentes en su etapa escolar, con independencia de su origen, clase social o nivel intelectual. Se trata de actos que muchas veces dejan huellas imborrables en ellos, y que los marcan para el resto de sus vidas.

La legislación chilena ha reconocido este problema, y por lo mismo se han dictado una serie de leyes que buscan prevenir estas situaciones y, en el caso que ocurran, adoptar las medidas necesarias para poner término a la situación y aplicar a los responsables las sanciones que correspondan.

La ley considera que todos los integrantes de la comunidad educativa pueden eventualmente sufrir algún tipo de maltrato; estudiantes, padres, madres y apoderados, equipos directivos, docentes, asistentes de la educación y sostenedores. Todos ellos deben compartir y respetar el Proyecto Educativo Institucional y el reglamento interno de la escuela. Además, deben apoyar el proceso educativo de los estudiantes y brindar un trato digno y respetuoso a cada uno de los miembros de la comunidad escolar. Sin embargo, si las víctimas del acoso escolar son menores de edad, la situación es de mayor gravedad, y por lo mismo se establecen otro tipo de medidas más rápidas y drásticas.

En este artículo, queremos explicarles 4 mecanismos que establece nuestra legislación para poner término al maltrato escolar, y que cualquier persona puede utilizar, sin necesidad de contar con la asesoría de un abogado:

1.- Efectuar la denuncia al establecimiento educacional: Lo primero que se debe hacer es informar o denunciar de inmediato esta situación a las autoridades del establecimiento educacional, a fin de que éste, active su protocolo de actuación definido en su Reglamento Interno para este tipo de casos y adopte las medidas tanto preventivas como correctivas que correspondan.

Todos los establecimientos deben contar con un Reglamento Interno que regule las relaciones entre el colegio y los distintos actores de la comunidad escolar. Dicho reglamento, en materia de convivencia escolar, deberá incorporar políticas de prevención, medidas pedagógicas, protocolos de actuación para los casos de maltrato escolar y diversas conductas que constituyan falta a la buena convivencia escolar, graduándolas de acuerdo a su menor o mayor gravedad. De igual forma, establecerá las medidas disciplinarias correspondientes a tales conductas, que podrán incluir desde una medida pedagógica, hasta la cancelación de la matrícula.

El Reglamento Interno debe tener protocolos de actuación frente a situaciones de denuncias de maltrato escolar, entre pares o de adultos de la comunidad escolar, de manera de tener claro anticipadamente y con criterios objetivos, la forma cómo deben ser abordadas. Además, los establecimientos educacionales deberán contar con un Encargado de Convivencia Escolar.

2.- Efectuar la denuncia a la Superintendencia de Educación: Si luego de exponer la situación en el establecimiento educacional, las autoridades del mismo no adoptaren las medidas correctivas, pedagógicas o disciplinarias que su propio Reglamento Interno disponga, usted puede denunciar ante la Superintendencia de Educación, para dar curso a la revisión de antecedentes.

Para realizar una denuncia usted debe ingresar a la página web www.supereduc.cl o dirigirse en forma presencial a la oficina de atención de público regional de la Superintendencia de Educación.

Ante una denuncia por maltrato escolar, la Superintendencia de Educación solicitará antecedentes al establecimiento y si el establecimiento no adoptó las medidas contempladas en su Reglamento Interno o éstas han sido insuficientes para eliminar los actos de maltrato escolar, derivará los antecedentes a la Unidad de Fiscalización para su revisión. Si se detectan posibles vulneraciones a la normativa educacional, se dará origen a un Proceso Administrativo. Una vez notificados los cargos al Sostenedor, él tendrá un plazo de 10 días hábiles para presentar sus descargos y los medios de prueba que estime conveniente a la Unidad de Fiscalía.

3.- Efectuar la denuncia al Juzgado de Familia: La Ley N° 19.968, establece un procedimiento especial para la aplicación de medidas de protección a favor de los menores de edad que se encuentran en una situación de vulneración de sus derechos. En este sentido, las agresiones físicas o sicológicas pueden constituir situaciones en las cuales se vea afectado el derecho a la integridad física o síquica de un niño o adolescente, sobre todo cuando además implica situaciones discriminatorias en su perjuicio. En tal caso, el juez tiene amplias facultades para decretar medidas de protección a favor del menor afectado.

4.- Efectuar la denuncia al Ministerio Público: En los casos más graves, es decir, cuando se trata de delitos que afectan a menores de edad durante su jornada escolar, tales como lesiones, amenazas, o delitos sexuales, los hechos deberán ser investigados por el Ministerio Público. El Código Procesal Penal establece que los directores de establecimientos educacionales tienen la obligación de presentar denuncia al Ministerio Público por los delitos de que tomen conocimiento, dentro de un plazo máximo de 24 horas. Recibida la denuncia, se designará un fiscal adjunto a cargo de la investigación, quien deberá adoptar las medidas tendientes a la pronta averiguación y sanción del hecho delictual.

Sebastian Caceres abogadoSi te gustó este artículo, compártelo con tus contactos en las redes sociales. Y si tienes alguna duda o comentario, escríbenos de inmediato. Recuerda que este blog es patrocinado por InteligenciaLegal, una empresa de abogados y servicios jurídicos con sede en Valparaíso y Viña del Mar.

 

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.