6 Consejos antes de otorgar Testamento

Si tienes dudas acerca de tu caso o necesitas información puedes consultar en nuestro formulario pinchando el link de a continuación:

Pincha aquí

Al redactar un testamento, estás disponiendo de tus bienes para después de tu fallecimiento. En caso que no lo hagas, la ley distribuye tus bienes conforme a las reglas establecidas en el Código Civil. En Chile existe una libertad restringida para testar, lo que quiere decir que no puedes disponer con total libertad de tus bienes, ya que tu patrimonio se divide en 3 partes: la mitad legitimaria (el 50% de tus bienes, que se confiere forzosamente a determinados parientes establecidos en la ley), la cuarta de mejoras (el 25% de tus bienes, que se confiere a uno ó más parientes que tú elijas), y la cuarta de libre disposición (25% de tus bienes, que los puedes dejar a cualquier persona). Para evitar que tus herederos tengan problema con la distribución de tus bienes, te dejamos acá 6 consejos para facilitar la realización de este trámite:

  1. Respeta a los herederos forzosos: La ley protege a determinadas personas, generalmente parientes del testador, y por lo tanto establece que una porción de los bienes debe necesariamente asignarse a su favor, por lo que si un testamento no respeta lo anterior, posteriormente puede ser anulado o reformado por resolución judicial. Los asignatarios forzosos en Chile son: los hijos (personalmente, o representados por su descendencia), los ascendientes, y el o la cónyuge sobreviviente.
  2. Protocoliza el testamento: La legislación permite otorgar diversos tipos de testamentos, permitiendo en ciertos casos otorgar un testamento verbal. Lo más común es que las personas otorguen testamentos solemnes, los cuales deben ser escritos y otorgarse ante testigos mayores de 18 años. El testamento solemne puede ser abierto o cerrado. En el primero, el testador informa de su voluntad a un notario y a cinco testigos. En el segundo caso, el testador presenta al notario y a tres testigos una escritura cerrada, declarando de viva voz que en ella se contiene su última voluntad. Recomendamos que en ambos casos el testamento sea protocolizado, lo que quiere decir que se guarda una copia del mismo en un registro del notario.
  3. Designa a un juez partidor: El juez partidor es un abogado encargado de distribuir los bienes del testador entre sus herederos, en la proporción establecida por la ley y el testamento, en el evento que los herederos no estén de acuerdo en la forma de materializar las disposiciones contenidas en el testamento. La persona específica del partidor puede ser designada en el mismo testamento, o bien por un tribunal civil. Recomendamos lo primero, es decir, que el testamento señale con nombre y apellido la persona del juez partidor, porque así quien otorga el documento estará designando a alguien de su confianza para este trámite tan importante.
  4. Designa a un albacea: El albacea es una persona encargada de realizar todos los trámites relacionados con la ejecución del testamento y la conservación de los bienes del testador. Esto alivia la labor de los herederos, que muchas veces no tienen la voluntad ni los medios para encargarse de estos temas. Recomendamos, por lo mismo, que en el texto del testamento se mencione también quien ejercerá la labor de albacea, la que debe ser una persona distinta al juez partidor.
  5. Cuidado con la revocación: La ley te permite otorgar un número infinito de testamentos, con la salvedad de que el último testamento revoca a todos los testamentos anteriores. Por lo mismo, si recibes una herencia producto de un testamento, debes también revisar si ése es el último testamento que se otorgó en vida por la persona fallecida. Hoy esta materia se ha facilitado mucho, dado que existe un Registro Nacional de Testamentos, a cargo del Registro Civil, donde puedes obtener dicha información actualizada.
  6. Realiza un listado de bienes y deudas: Es de gran utilidad que en el testamento se mencionen todos los bienes y deudas de la persona que lo otorga, dado que hay muchos casos en los cuales los herederos desconocen todos los bienes del difunto, y no tienen cómo averiguarlos. Es importante tener presente que al señalar tus deudas, permitirás a los herederos decidir si les conviene o no aceptar la herencia, por cuanto al hacerlo no sólo adquieren tus bienes, sino también tus obligaciones.

Sebastian Caceres abogadoSi te gustó este artículo, compártelo con tus contactos en las redes sociales. Y si tienes alguna duda o comentario, escríbenos de inmediato. Recuerda que este blog es patrocinado por InteligenciaLegal, una empresa de abogados y servicios jurídicos con sede en Valparaíso y Viña del Mar.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.