Algunas ideas sobre la responsabilidad penal juvenil

Si tienes dudas acerca de tu caso o necesitas información puedes consultar en nuestro formulario pinchando el link de a continuación:

Pincha aquí

A partir de los 14 años comienza la responsabilidad penal. Ello implica la posibilidad de ser condenado por ciertos delitos a penas especiales para los adolescentes, las cuales están reguladas en la Ley N.º 20.084, cuyo objetivo es la resocialización del infractor, más que la aplicación de una sanción. Lo anterior, dado que se considera que los adolescentes son un grupo vulnerable dentro de nuestra sociedad, y que la aplicación de penas iguales a las de los adultos tiene un efecto nocivo y sólo perjudica su proceso de reinserción social.

Las sanciones que se establecen en la ley son: a) La amonestación verbal; b) El pago de una multa; c) La prestación de servicios en beneficio de la comunidad; d) La libertad asistida, ya sea simple o especial; e) La internación en régimen semicerrado o cerrado.

Cabe señalar que la privación absoluta de libertad de un adolescente (es decir, la aplicación de una pena en régimen cerrado) es algo absolutamente excepcional, reservado para los casos de mayor gravedad, y que existe un tiempo límite para dicha pena, que es de 10 años.

La ley también limita las diligencias de investigación que las policías y el Ministerio Público pueden hacer respecto de los menores, en la medida que sólo pueden realizarse diligencias en presencia del abogado defensor de los adolescentes.

Los plazos de prescripción de la acción penal y de la pena también son notoriamente inferiores a los de los adultos, ya que tratándose de crímenes la responsabilidad prescribe en 5 años, mientras que respecto de simples delitos, la responsabilidad penal prescribe en 2 años.

Finalmente, la pena aplicada a un adolescente siempre puede ser sustituida por otra pena de menor intensidad, en los casos en que el proceso se intervención haya sido exitoso y disminuya por lo tanto la necesidad de seguir aplicando una pena muy gravosa.

Sebastian Caceres abogadoSi te gustó este artículo, compártelo con tus contactos en las redes sociales. Y si tienes alguna duda o comentario, escríbenos de inmediato. Recuerda que este blog es patrocinado por InteligenciaLegal, una empresa de abogados y servicios jurídicos con sede en Valparaíso y Viña del Mar.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.