Defendiendo nuestra imagen y fama

Si tienes dudas acerca de tu caso o necesitas información puedes consultar en nuestro formulario pinchando el link de a continuación:

Pincha aquí

Nuestra legislación establece que el honor, la honra y la fama de las personas son bienes dignos de proteger jurídicamente. Rumores, libros, o publicaciones en las redes sociales de Internet pueden en algunos casos afectar profundamente la honra de una persona y con ello gran parte de su vida. Pensemos en el prestigio profesional de un médico, o en la fama comercial de un empresario, para quienes sus principales activos en el desarrollo de sus actividades lucrativas derivan de su reputación. O bien en el honor de un padre, que al verse manchado por dichos falsos puede conllevar en un daño irreparable para su vida familiar. Hoy en día, con la masificación de las redes sociales, estos riesgos han aumentado exponencialmente, dejando claramente rezagada a nuestra legislación: Twitter, Facebook, y Youtube, entre otras redes sociales, tienen la posibilidad de “viralizar” sus contenidos y con ello afectar notablemente el honor de una persona.

rumor

En el ámbito penal, nuestra legislación contempla 2 delitos que buscan proteger la honra: el delito de calumnia y el delito de injurias. La calumnia consiste en imputar a otro un delito, sabiendo la falsedad de esa imputación, y con el deseo específico de afectar la honra del aludido (por ej: denunciar a un padre de abusar sexualmente de su hija, a sabiendas que ello es falso). Las injurias, por su parte, son más bien una figura residual, en la cual no se imputa a otra persona la comisión de un delito, sino que consiste en “toda expresión proferida o acción ejecutada en deshonra, descrédito o menosprecio de otra persona” (artículo 417 del Código Penal).

El Código Penal sanciona estos delitos con penas que van de los 61 a los 3 años de privación de libertad, aumentando las penas en los casos en que las calumnias y/o injurias han sido proferidas por escrito y con publicidad. La persona afectada por estos delitos debe presentar una querella ante los Juzgados de Garantía, dentro del plazo de 1 año contado desde la comisión del delito.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.