La empresa y la prevención de los delitos.

Si tienes dudas acerca de tu caso o necesitas información puedes consultar en nuestro formulario pinchando el link de a continuación:

Pincha aquí

Con la dictación de la Ley 20.393, se creó por primera vez en Chile la posibilidad de que una persona jurídica tenga responsabilidad penal, y que por lo mismo, deba responder por los delitos cometidos durante el desarrollo de su gestión. Anteriormente, los únicos sancionados por estos hechos eran los directores o ejecutivos de la empresa, pero gracias a la entrada en vigencia de esta ley surgió por primera vez la posibilidad que la propia empresa sea penalmente responsable por delitos.
La ley señala que las personas jurídicas puede ser responsables sólo de los siguientes delitos: cohecho, lavado de activos, y financiamiento al terrorismo. Lo más probable es que este listado de delitos se vaya ampliando con el paso del tiempo, dada la creciente complejidad de la actividad empresarial.
Las sanciones que establece la ley van desde la aplicación de multas por montos equivalentes hasta 20.000 Unidades de Fomento, hasta la disolución de la personalidad jurídica. Estas sanciones deberán ser aplicadas por el Juzgado de Garantía o por el Tribunal del Juicio Oral en lo Penal que corresponda, tal como ocurre respecto de las personas naturales.
La principal exigencia que establece esta ley a todas las empresas es la creación de un “Modelo de Prevención del Delito”, el cual debe estar a cargo de personal de la empresa. La existencia y aplicación de este “Modelo de Prevención del Delito” será un antecedente que puede eximir de responsabilidad penal a la empresa por los actos cometidos por sus empleados.
Es relevante señalar que lo ideal es que este “Modelo de Prevención del Delito” esté certificado por una empresa externa, lo cual es una garantía de la calidad del modelo aplicado. El listado de las empresas que prestan el servicio de certificación de estos modelos se encuentra en la Superintendencia de Valores y Seguros.
Esperamos que con el paso del tiempo sean más las empresas que elaboren estos modelos de prevención, a fin de asegurar que su emprendimiento sea sostenible en el tiempo y no incurrir en las altísimas sanciones que establece esta nueva ley.

Si te gustó este artículo, compártelo con tus contactos en las redes sociales. Y si tienes alguna duda o comentario, escríbenos de inmediato. Recuerda que este blog es patrocinado por InteligenciaLegal, una empresa de abogados y servicios jurídicos con sede en Valparaíso y Viña del Mar.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.