¿Son las funas en internet legales o ilegales en Chile?

¿Qué es una «funa» en internet?

A raíz del auge de las redes sociales, se ha producido un aumento en las mismas de lo que comúnmente se conoce como “funas”; éstas son denuncias que un usuario realiza en contra de una persona, empresa u organización determinada, en que les atribuye una conducta reprochable, como por ejemplo: la comisión de un delito, un mal servicio, el incumplimiento de un contrato, etcétera.

El objetivo de la “funa” es viralizar la imputación realizadas en las redes sociales, es decir, que el mayor número de usuarios que navegan por internet puedan acceder a ese contenido, y a su vez puedan opinar sobre el sujeto o empresa que está siendo “funado”. En la mayoría de los casos, la persona que realiza la publicación recibe el apoyo de otros usuarios, que emiten juicios sobre quien es denunciado, o cuenta su propia experiencia con esa persona o entidad.

La funa, en sí misma, es un retroceso a lo que en Derecho se conoce como “autotutela”, es decir, a la justicia por propia mano, y además, a la justicia colectiva, en la cual se impone una sanción social de repudio a una persona por la comisión de un hecho, el cual no está probado y se sustenta únicamente en los dichos de realiza la denuncia pública.

Por lo anterior, la “funa” en sí misma es una manifestación del fracaso de un sistema judicial determinado, porque da cuenta de que algunos ciudadanos estiman que sus intereses de protección o de retribución son mejor protegidos por las redes sociales que por los canales oficiales de denuncia e investigación. Además, es un acto que viola las garantías mínimas del debido proceso, porque impone una sanción social a una persona que no tiene posibilidad de defenderse, ni de efectuar descargos, ni de rendir pruebas. En consecuencia, es un acto más bien barbárico, que nace de la frustración social que algunos sienten frente a una sistema judicial lento y que no da solución a los conflictos que se producen dentro de los miembros de la sociedad.

¿Cuáles son las consecuencias legales de una funa?

Por todo lo anterior, la “funa” es legalmente inaceptable, y por lo mismo, puede implicar la comisión de delitos por quién la realiza:

  • En primer lugar, se genera responsabilidad penal por los eventuales delitos de calumnia o injuria. La calumnia es la imputación de un delito determinado, pero falso y actualmente perseguible de oficio. La injuria, por su parte, es toda expresión proferida en descrédito, deshonra o menosprecio de otra persona. Estos delitos se persiguen a través de la presentación de una querella, en un procedimiento de acción penal privada, donde no interviene el Ministerio Público, sino que toda la actividad procesal es realizada por la víctima del delito, a través de su abogado querellante.
  • En segundo lugar, genera responsabilidad civil, destinada resarcir los perjuicios ocasionados por la funa en la persona del sujeto “funado”. El artículo 2314 del Código Civil regula esta materia, estableciendo el principio de todo daño debe ser reparado, por lo que se incluye en este acápite tanto el daño patrimonial (es decir, aquel con contenido económico, como por ejemplo: una oportunidad de negocio perdida en razón de la funa), como el daño extrapatrimonial (el que no puede ser medida económicamente, y que corresponde al daño moral, es decir, la afectación de la honra de una persona natural o jurídica determinada).
  • En tercer lugar, puede genera responsabilidad constitucional, por cuanto mediante el recurso de protección de garantías constitucionales, establecido en el artículo 20 de la Carta Fundamental, es posible que la Corte de Apelaciones respectiva, o incluso la Corte Suprema, ordenen a la red social respectiva dejar sin efecto la publicación que contiene la funa, por estimar que tal actuar vulnera derechos fundamentales de la persona destinataria de la denuncia en redes sociales.

En conclusión, las “funas” son ilegales, carecen de legitimidad, y quien las realiza debe tener claridad de que con esa conducta se arriesga a ser sancionado por el ordenamiento jurídico en distintos ámbitos.

Sebastian Caceres abogadoSi te gustó este artículo, compártelo con tus contactos en las redes sociales. Y si tienes alguna duda o comentario, escríbenos de inmediato. Recuerda que este blog es patrocinado por InteligenciaLegal, una empresa de abogados y servicios jurídicos con sede en Valparaíso y Viña del Mar.

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestro newsletter!!!

Si quieres gratis recibir en tu correo nuestros artículos y ofertas.

E8HJdqLfRy4eu1CYwE12gduOuUCA4icMkPeJgO6h6Ic